Tres posturas para dormir: ventajas e inconvenientes

Generalmente lo asociamos a la hora de irnos a dormir, aunque debemos tener en cuenta que no es lo mismo dormir que descansar: una mala postura durante la noche puede arruinar nuestro reposo haciendo que nos levantemos más cansados y de mal humor.

Durante el sueño nuestro organismo sigue trabajando y realiza funciones de gran importancia: regulación hormonal, consolidación de la memoria a corto plazo… Puede que nuestra consciencia esté descansando, pero nuestro cuerpo se ocupa de su recuperación y de la preparación óptima para el día siguiente. Por eso es tan importante descansar de una forma efectiva.

La postura que adoptamos a la hora de dormir va a ser determinante para la calidad de nuestro descanso: mantener una posición adecuada en la que nuestra espalda no esté forzada hará que nos despertemos al día siguiente con la sensación de habernos recuperado de la jornada anterior y dispuestos a comernos el día. Y tú, ¿en qué postura duermes?

Boca arriba

Si lo que buscas es descansar de forma efectiva, entonces intenta mantenerte boca arriba durante la noche. De esta forma nuestra columna mantiene su curvatura natural, contando por supuesto con que durmamos sobre un buen colchón que no se deforme, y nuestro descanso será de mayor calidad. Para sacar todo el partido posible a esta postura deberíamos dormir con una almohada que nos permita mantener la curva de nuestro cuello: ni demasiado alta como para adoptar una postura hipercifótica (con la barbilla casi tocando nuestro pecho), ni demasiado blanda como para que la cabeza no reciba apoyo.

De lado

La segunda mejor opción es la de dormir de lado en posición fetal, es decir, con las piernas flexionadas. Esta postura es muy recomendable para aquellas personas que sufren dolores en la zona lumbar, ya que la presión entre las vértebras desaparece, si bien la alineación de la columna no es óptima. A evitar el hecho de encoger una pierna y estirar la otra, ya que la cadera pierde su alineación.

Boca abajo

Si dormimos boca arriba pondremos la almohada bajo nuestras rodillas, algo que muy poca gente hace pero que es realmente cómodo, y si lo hacemos de lado la colocaremos entre las dos piernas, básicamente, para evitar que una pierna deje caer el peso sobre la otra, provocando dolor. Además, así la cadera queda más alineada y la postura es más correcta (las embarazadas, por ejemplo, ven el cielo abierto cuando descubren el poder de esa almohada entre las piernas).

Dormir boca abajo es la opción que debemos evitar a la hora de irnos a la cama: al colocarnos sobre nuestro estómago la columna vertebral se encuentra totalmente desalineada, ejerciendo una gran presión sobre las vértebras de la zona lumbar. Además, esta postura exige que nuestro cuello quede fuertemente ladeado al apoyarnos sobre la almohada, lo cual puede llegar a crear tensiones cervicales. Si además estiramos una pierna pero flexionamos la otra estaremos abriendo la cadera de forma isolateral (solo de un lado, mientras el otro permanece mirando hacia abajo), algo que no nos beneficia para un correcto descanso.

Cuida y cambia tus colchones y almohadas

El cuidado de los colchones y de las almohadas es importante para nuestro descanso. Debemos recordar girar y voltear colchón y limpiarlo de forma adecuada para prolongar su uso y que siga cumpliendo sus funciones durante toda su vida útil.

Los colchones suelen girarse (llevar la zona de la cabeza a los pies) cada dos meses. Algunos pueden también voltearse cara arriba y cara abajo, pero debemos asegurarnos de que nuestro colchón lo permite: hay muchos colchones hoy en día cuya capa superior debe estar siempre en contacto con el cuerpo, ya que está fabricada en materiales especiales como la viscoelástica, que son los que nos aportan el descanso adecuado.

Sobre las almohadas, lo ideal sería lavarlas tan a menudo como las fundas. Su limpieza es muy sencilla: solamente tenemos que meterlas en la lavadora con agua caliente y un par de pelotas de tenis para evitar que se apelmacen.

Si consideras que tu sueño está alterado o que no descansas lo suficiente en la oficina de Sanitas de metro Ventas podemos informarte de nuestros chequeos médicos sin importar que seas o no un cliente de Sanitas.

Leave a reply