El estrés en los trabajadores autónomos

El estrés en los trabajadores autónomos a veces puede ser el exceso de trabajo, o tener que trabajar bajo la presión del tiempo de entrega, asumir compromisos que no se tiene la seguridad de

poder cumplir,  no tener trabajo suficiente y tener que afrontar la búsqueda de nuevos clientes, la inseguridad que genera el depender constantemente de uno mismo, la relación con los empleados cuando se tienen, la necesidad de afrontar los pagos en situaciones poco favorables…

En definitiva, el estrés en los trabajadores autónomos es uno de los mayores enemigos, más que por la ansiedad y la tensión que genera a corto plazo y en la propia dinámica de trabajo –cambios de humor, irritabilidad, dificultad para concentrarse, bajo rendimiento, dificultad para tomar decisiones importantes, etc.–, por las consecuencias que puede tener para la salud si no se resuelven las circunstancias que lo generan:

  • Ansiedad.
  • Depresión.
  • Alteraciones del sueño.
  • Cefaleas.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Debilitamiento del sistema inmunológico.
  • Propensión a enfermedades de origen infeccioso.
  • Problemas dentales.
  • Dolores musculo-esqueléticos, etc.

También debe tenerse en cuenta que muchas veces el autónomo se centra tanto en el trabajo que no tiene horarios, no dedica tiempo al ocio, como mal, no hace ejercicio, traslada las preocupaciones a la vida familiar y apenas tiene vida social. Y todos estos factores no hacen sino agravar el estrés.

Es importante por todo ello que los trabajadores por cuenta propia tomen medidas para controlar el estrés laboral y, por supuesto, para evitar que no vaya más allá de situaciones puntuales. ¿Cómo hacerlo? Los expertos establecen una serie de recomendaciones que afectan tanto a la actitud ante el trabajo como a la necesidad de llevar una vida saludable:

  • Organizar el trabajo: la organización siempre es importante y la agenda es la que manda. Al finalizar cada jornada conviene revisar las previsiones del día siguiente (reuniones, llamadas a clientes o proveedores, trabajo a realizar) y organizar la actividad en función del horario disponible y siempre calculando el tiempo con holgura, incluso habilitando tiempo para. No hay que tratar de hacer más de lo que se puede hacer y es importante dejar cada día un tiempo para la reflexión, en el que se pueda pensar en nuevos retos y propuestas de trabajo, pero siempre con realismo.
  • Actitud positiva: la satisfacción del trabajo bien hecho es siempre importante, pero es algo que está reñido con las prisas, la presión y la rutina. Además, es la mejor manera de fidelizar clientes y de atraer otros nuevos.
  • Ejercicio: de entrada, hay que decir no al sedentarismo. La práctica diaria de algún tipo de ejercicio ayuda a reducir el estrés. Además, en el horario de trabajo es conveniente levantarse de vez en cuando y dar pequeños paseos para evitar las consecuencias que sobre el propio cuerpo puede tener, por ejemplo, estar ante el ordenador de forma continua (atrofia muscular, problemas cervicales y de espalda, etc.)
  • Condiciones ambientales: el trabajo se hace mejor cuando se está cómodo. Una buena iluminación, la temperatura adecuada, un puesto de trabajo diseñado con criterios ergonómicos, son alguno de los aspectos a considerar.
  • Alimentación: comer saludablemente y mantener los horarios de comida es esencial para poder seguir trabajando con normalidad. Las comidas deben ser ligeras, fáciles de digerir, y deben poder hacer con calma. Si se puede dar un paseo después, mejor.
  • Relajación: es importante reconocer los síntomas de estrés y reaccionar adecuadamente ante ellos. Lo mejor es aprender técnicas de relajación para aplicarlas en estos momentos.

 

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.
En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc… que se citarán únicamente con finalidad informativa.
La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.
La información intercambiada en este servicio es confidencial, sin embargo su contenido podrá ser publicado omitiendo toda referencia a datos personales.

Leave a reply