Cirugía Láser Ocular

Olvídate de tus gafas y lentes de contacto
Cirugía Láser Ocular | Vista | Sanitas
  • Solicita información

    Déjanos tus datos y te llamamos:
    También puede llamarnos a los teléfonos:

    91 726 47 01 - 615 875 184
    91 726 46 33 - 615 982 084

    • Técnica mínimamente invasiva, de gran precisión y seguridad
    • Primera consulta de valoración gratuita y sin compromiso
    • La intervención no requiere anestesia general, en tan solo 20 minutos puedes operarte ambos ojos
    • Descuentos especiales sobre precio privado
    • Condiciones especiales de financiación

    ¿En qué consiste?

    La Cirugía Refractiva modifica la curvatura de la córnea para que los rayos de luz se enfoquen adecuadamente sobre la retina, logrando una visión nítida sin necesidad de gafas.

    Preoperatorio

    La consulta previa de valoración es fundamental.  Realizamos un estudio previo compuesto por diversas pruebas optométricas y oftálmicas con el objetivo de obtener la información necesaria para determinar si el paciente es apto para la cirugía láser ocular y el tipo de procedimiento que vamos a emplear.

    Intervención

    La cirugía láser ocular comienza con la aplicación de un colirio anestésico (gotas) y con la inmovilización de los párpados del paciente para evitar el parpadeo.

    Tipos de cirugía láser

    • La técnica lamelar o LASIK es la más difundida debido a los altos porcentajes de éxito y a la rápida recuperación de los pacientes. El procedimiento consiste en seccionar, retirar y apartar una pequeña parte superficial de la córnea (flap corneal) a través de un bisturí mecánico; seguidamente y con el láser, “pulimos” el tejido medio de la córnea que luego volvemos a cubrir con el flap corneal que previamente habíamos retirado.
    • Las técnicas de superficie o PRK/LASEK son menos habituales, pero permiten intervenir a los pacientes en los casos en los que no pueden ser tratados con la técnica LASIK porque la córnea es muy fina o débil. Consiste en una tecnología usada en reemplazo del bisturí mecánico de metal llamado microquerátomo que se utiliza para cortar el flap corneal. En lugar de crear el flap con un bisturí, el intralasik usa láser de fentosegundo para realizar una incisión rápida e indolora.

    Posoperatorio

    Tras la intervención, el paciente permanece en reposo en la clínica durante, unos 15 minutos aproximadamente, transcurridos los cuales, realizamos una primera revisión. Explicaremos de nuevo el tratamiento a seguir y lo que puede y no puede hacer. Una vez transcurrido este tiempo, el paciente abandona la clínica con una buena capacidad visual, que le permitirá desplazarse a su domicilio por su pie, aunque nuestra recomendación es que vaya acompañado de algún familiar.

    En este momento, el paciente verá mejor que antes de operarse sin sus gafas, aunque notará la mejora visual a partir del día siguiente.

    ¿A quién va dirigido?

    La Cirugía Refractiva o Cirugía Láser Ocular es el conjunto de técnicas quirúrgicas que tienen como objetivo eliminar o minimizar los defectos refractivos oculares de las personas que sufren miopía, astigmatismo o hipermetropía.

    La imagen que llega al ojo, sufre un proceso conocido como refracción y se proyecta sobre la retina, permitiendo así que la imagen se transmita al cerebro y sea percibida nítidamente; es lo que ocurre en un ojo normal. Cuando el ojo tiene un defecto de refracción, la imagen se proyecta de forma anómala, lo que implica una percepción alterada de la imagen, y por lo tanto una visión borrosa. Los efectos de refracción que podemos padecer son:

    • Miopía: se manifiesta cuando percibes borrosos los objetos lejanos debido a que la imagen se forma delante de la retina, bien porque la cornea, el cristalino o ambos son muy potentes, o bien porque el ojo es más largo de lo normal. Esta alteración visual puede desarrollarse desde la infancia y variar con el paso del tiempo, produciéndose cambios en la graduación.
    • Hipermetropía: es un error de enfoque visual que provoca una visión borrosa e incómoda de cerca, aunque, a partir de cierta edad, también se ven mal los objetos lejanos. En el caso de la hipermetropía, la imagen se enfoca detrás de la retina y no directamente sobre ella.
    • Astigmatismo: se produce cuando la córnea no presenta la misma curvatura en todas sus zonas. La luz se enfoca en más de un punto de la retina y provoca una visión borrosa y distorsionada. Existen varios tipos de astigmatismo: simple (afecta a un solo eje), compuesto (astigmatismo asociado a miopía o hipermetropía) y mixto (un eje se enfoca delante de la retina y el otro detrás).

    Requisitos para acceder a la Cirugía Refractiva

    • Disfrutar de una buena salud ocular.
    • Mayores de 18 años y con límite máximo de 50 (recomendable hasta los 45).
    • Estabilidad ocular, es decir, que la graduación no avance al menos durante un año antes.
    • Haber estado sin lentes de contacto el tiempo suficiente antes de realizarse la topografía corneal, para que la córnea recupere su forma normal, 2 semanas en el caso de los lentes de contacto blandos, 3 semanas con los lentes de contacto semi-rígidos, y 4 semanas en el caso de los lentes rígidos.
    • Dentro de rangos de dioptrías:

    Beneficios de las Cirugía Láser Ocular

    • Estudio ocular completo para garantizar la aptitud de la intervención.
    • Gran precisión y mayor seguridad.
    • Técnica mínimamente invasiva.
    • No requiere anestesia general.
    • Rapidez en la intervención. En tan solo 20 minutos y en una misma sesión, puedes operarte ambos ojos.
    • Recuperación inmediata.

    Ventajas Exclusivas de Sanitas

    • Primera consulta de valoración gratuita y sin compromiso.
    • Descuentos especiales sobre precio privado.
    • Condiciones especiales de financiación.
    • Precio cerrado con consultas, curas y reintervenciones incluidas hasta el alta.
    • Un amplio cuadro médico cuya profesionalidad y experiencia te garantizan toda la tranquilidad que necesitas a la hora de elegir.

    Ventajas contratando en Sanitas Ventas