• 7 propósitos saludables después de vacaciones

    7 propósitos saludables después de vacaciones

    Triste pero cierto. Para la amplia mayoría de la población, las vacaciones se han terminado. ¿Y qué es lo que viene a continuación? Estrés, cansancio, atascos, comida rápida, el cole de los peques, la inapetencia sexual

    Todo esto puede ser verdad, pero no ha de ser ni mucho menos traumático. Sobre todo, si entre baños, paseos y monumentos has decidido seguir una serie de propósitos saludables para el nuevo curso.

    “La vuelta de vacaciones es el momento idóneo para proponerse mantener esa actitud sexual que evita estar encorsetada por el dicho popular “sábado, sabadete”. Ya lo dice la famosa canción argentina: quererse no tiene horario ni fecha en el calendario”

    Voy a vigilar mi salud

    A no ser que suframos una dolencia que nos obligue a ir a la consulta médica, normalmente somos bastante remolones a la hora de visitar al médico. Es muy recomendable no dejarse llevar así como tomar consciencia de diversos aspectos relativos a la salud.

    Voy a comer sano

    Tras los excesos gastronómicos veraniegos, septiembre es el mes ideal para tomarse en serio la idea de cuidarnos por dentro y, a ser posible, para que se note por fuera. ¿Cómo? Básicamente, llevando a cabo una dieta equilibrada. Hay expertos en nutrición que dicen que “somos lo que comemos.

    Voy a hacer ejercicio

    Para que no te pesen ni los años ni los kilos, lo mejor es hacer ejercicio físico de manera regular. Te ayudará en muchos aspectos de tu día a día (en más de los que crees) y es tan sencillo como decidirse a hacerlo.

    Voy a ser un padrazo. Voy a ser una madraza

    Has tenido tiempo para pensarlo y lo has decidido: “voy a tener hijos”. Es una gran responsabilidad que, sin duda alguna, te proporcionará un gran disfrute. Además, el verano en general es un buen momento para buscar la concepción del futuro hijo.

    Por otro lado, si ya tienes hijos, el fin de las vacaciones se te presenta como una buena oportunidad para que enfoques de una manera positiva y preventiva las responsabilidades relacionadas con los más peques de la casa.

    Voy a disfrutar del sexo

    Las vacaciones han logrado que desconectes de la rutina. Has gozado de momentos de ocio a cualquier hora del día, lo que te ha proporcionado una relajación mental y física muy propicia para el disfrute del sexo. La vuelta de vacaciones es el momento idóneo para proponerse mantener esa actitud sexual que evita estar encorsetada por el dicho popular “sábado, sabadete”. Ya lo dice la famosa canción argentina “quererse no tiene horario ni fecha en el calendario”.

    Voy a dejar de fumar

    ¡Enhorabuena! Es una gran decisión y hace falta valor para tomarla¿ así como voluntad para mantenerla. Es básico que seas consciente de que tu cuerpo te lo agradecerá de muchas maneras. Lo notarás. No en vano, 60 sustancias químicas de las 4.000 que posee un cigarrillo son cancerígenas.

    Me voy de vacaciones

    Eres la envidia de la oficina, pues todavía te quedan días libres: “quien ríe último, rie mejor”. Bromas aparte, septiembre es un buen mes para irse de vacaciones y disfrutar aún del buen tiempo en bellos parajes, ciudades encantadoras o espléndidas playas. Además puedes aprovechar para reflexionar sobre estos y otros propósitos saludables a la hora de volver de tus vacaciones. ¡Buen viaje!

    Escribe un comentario →